Situada en el antiguo camino a Fuente Espino, a 1.200 m al norte del pueblo y a 980 msnm. Originaria del siglo XVI, y tiene 7 m de diámetro por unos 10 de profundidad.

Las paredes son de sillarejo y las piedras están colocadas en seco. No conserva la parte superior, por encima del suelo, que servía para mantener el frío de la nieve durante más tiempo, por lo que el fondo estaba lleno de sus propios escombros hasta que en 2005 la Asociación Panal y la Asociación de Amigos y Vecinos de Trevijano decidieron recuperarla. Durante ese año y 2006 se limpió parte del fondo y alrededores, permitiendo estimar sus dimensiones y la ubicación de la puerta de acceso.