En la misma entrada de Trevijano, a mano izquierda, bajando por el denominado “Camino de la Fuente Vieja”, camino estrecho, de tierra y un poco escabroso, de alrededor de 1 km de longitud, se encuentra este lugar.

Se trata del antiguo lavadero de invierno. Presenta un techo y columnas de madera, y en el suelo se aprecia la mitad del antiguo lavadero que ha sido cubierto por un suelo de piedra.

Actualmente dispone de mesas de madera, en forma de merendero.

Su uso principal, aunque ya cada vez menos, es el abastecimiento de los pueblerinos. Hoy en día también es utilizado como zona descanso o de merienda.

Recientemente, en 2015, los vecinos del pueblo realizaron una reconstrucción de parte del muro que sustenta este lugar, que cedió a causa de las filtraciones del agua.

“A pesar de tratarse del lavadero de invierno, en Trevijano es conocido como Fuente Vieja. Cuando hacía frío, las mujeres venían a lavar aquí porque se decía que el agua no manaba muy fría. En verano lavaban en el río de Trevijano. Hoy en día todavía viene mucha gente del pueblo a coger agua de esta fuente.” (Felipe Martínez Calleja).

Fuente Vieja – Trevijano. Foto: larioja.org