Trevijano alberga varios lugares de interés: monumentos religiosos como son la iglesia de San Cristóbal o la ermita del Santo Cristo, monumentos prehistóricos como el Dolmen del Collado del Mallo y otros parajes naturales como la Nevera, la Dehesa o las Fuentes del Restauro situadas en pleno Cañón del río Leza.

También dispone de varios lugares de descanso y merienda como son el Reajo y la Fuentevieja.